Twitter Facebook Instagram Youtube

Masía de origen medieval que fue reformada entre los siglos XVII y XVIII, donde conoceremos cómo era antiguamente la vida de agricultor y las repercusiones de las transformaciones del campo catalán en aquella época.

Veremos las estancias dedicadas al pintor Antoni Ros i Güell, último propietario particular de la masía. Can Miravitges acoge también la sede de la Escuela de Naturaleza Angeleta Ferrer.

Gestión de visitas y entradas: Museo de Badalona

Imágenes relacionadas