Twitter Facebook Instagram Youtube

Cómo controlar la contaminación del agua

  • Limitar el aporte de contaminantes al agua diseñando accesos con túneles de duchas; suelo y paredes que permitan una limpieza y desinfección frecuentes y que no formen charcos de agua.

  • Realizar un mantenimiento higiénico-sanitario de la instalación que incluya: la limpieza y desinfección de todas las zonas; del sistema de ventilación y climatización en las piscinas cubiertas y el tratamiento del agua de los vasos, como recoge la normativa Real Decreto 742/2013, de 27 de septiembre , por el que se establecen los criterios técnico-sanitarios de las piscinas.