Twitter Facebook Instagram Youtube

¿Qué puedo hacer para prevenir la legionela en mi instalación?

  • Evitar retornos de agua y tramos de tubería donde se estanque el agua y utilizar materiales que dificulten el crecimiento de nutrientes (biofilm) por la legionela.

  • Mantener una temperatura del agua en la instalación que no favorezca el crecimiento de la bacteria: en circuitos de agua fría menor a 20 ºC y en circuitos de agua caliente superior a 60 ºC.

  • Limpiar y desinfectar las instalaciones periódicamente para evitar la aparición de biofilm.

  • Llevar a cabo un programa de mantenimiento higiénico-sanitario, principalmente en los equipamientos que producen aerosoles como son: los sistemas de agua sanitaria, las torres de refrigeración y condensadores evaporativos, los equipos de enfriamiento evaporativo, las centrales humidificadoras industriales, los humidificadores, los sistemas de agua contra incendios, las piscinas con agua climatizada y sistemas de aerosolización (cascadas, jacuzzis...), las fuentes ornamentales o transitables, los sistemas riego por aspersión, los sistemas de limpieza de vehículos, los vehículos de limpieza viaria y los nebulizadores de pescaderías o fruterías.

En definitiva, cualquier tipo de instalación que utilice agua en su funcionamiento y produzca aerosoles que puedan suponer un riesgo para la población , como recoge la normativa Real Decreto 487/2022, de 21 de junio , por lo que se establecen los requisitos sanitarios para la prevención y control de la legionelosis.