Twitter Facebook Instagram Youtube

Entre nosotros viven una gran diversidad de seres vivos, la mayoría inofensivos y que no producen ningún tipo de problema. Algunos, en condiciones óptimas de temperatura, humedad y alimentos se pueden multiplicar rápidamente hasta convertirse en una plaga, como por ejemplo las aves urbanas, las cucarachas, los mosquitos o los roedores. Desde el Servei de Salut realizamos actuaciones de control de plagas en la vía pública y los equipamientos municipales, orientadas a mantener un umbral de tolerancia de forma que no provoque molestias a la ciudadanía. Todas las actuaciones siguen criterios de salud y medioambientales, proporcionales a la problemática a tratar.

Las plagas que afectan a los espacios privados son responsabilidad de la persona propietaria del espacio afectado.