Twitter Facebook Instagram Youtube

Con una superficie de 8,1 ha, y delimitada por la avenida de Puigfred, la calle de Sant Fermí, la travesera de Montigalà y la Rambla de Sant Joan, constituye uno de los parques más visitados por los ciudadanos de Badalona, desde su inauguración en 1991.

El tronco central está diseñado como parque semiforestal, con pendientes suaves de verde segado, y acompañado por una vegetación mediterránea de encinas y pinos y rematado con caminos pavimentados. Si nos adentramos por la entrada de la avenida de Puigfred encontramos un camino ancho flanqueado con jacarandas y césped.

Se encuentra conectado con el parque de las Muntanyetes a través del corredor ancho que constituye la Rambla de Sant Joan. La conexión con el parque G-5 es mucho más cercana, casi cerca si no fuera por la barrera aparente que constituye el puente que los separa y sobre el que pasa la Travessera de Montigalà.

Por otra parte, el parque de Montigalà se une a los espacios libres naturales de la parte norte del barrio de Montigalà más cercanos a la autopista a través del camino de Sant Jeroni de la Murtra.

Archivos relacionados