Twitter Facebook Instagram Youtube

Un paseo submarino por Badalona

El litoral de Badalona, pese a ser un lugar muy humanizado, constituye aún un valioso patrimonio natural. Este patrimonio está sometido a gran presión humana. La pesca profesional y deportiva incontroladas, los desechos y vertidos sin control empobrecen este patrimonio.

En un litoral profundamente marcado por la actividad humana, en Badalona domina un paisaje submarino de fondo de arena, pero también encontramos fondos de tipo rocoso o de sustrato duro: espigones, el puente del Petróleo, la barra de rocas que hay entre el CN Bétulo y Montgat y las rocas del coralígeno que encontramos a partir de 30 metros de profundidad.

Ponerse unas gafas y zambullirse para observar la diversidad de animales marinos que viven en el fondo del mar es una forma diferente de disfrutar de la playa y del litoral de Badalona. Cerca de la playa, a muy poca profundidad, ya se puede observar una gran diversidad de organismos.

Los animales marinos forman parte del patrimonio natural de Badalona. Es necesario respetarlos y protegerlos. No los toque ni los coja, así otras personas podrán disfrutar de esta diversidad.

Desde aquí le invitamos a dar un paseo submarino virtual por los paisajes submarinos más característicos de Badalona.

Es el fondo más característico de Badalona y, aunque no lo parezca, encontramos una gran diversidad de organismos. La arena es un sustrato que con las ondas y las corrientes marinas se mueve, lo que hace muy difícil el arraigo de algas y animales que necesitan un sustrato sólido para fijarse. Además, la granulometría de la arena es variable según la profundidad debido al hidrodinamismo. Así, a medida que ganamos profundidad, la arena es más fina, hasta que en torno a los 20 metros de profundidad ya podemos decir que el fondo es de barro. Los animales que encontraremos presentan unas adaptaciones muy marcadas que les permiten vivir y al mismo tiempo pasar desapercibidos en un medio tan hostil.

Hacia la esquina de levante de la bahía de Badalona, entre 16 y 22 metros de profundidad y junto a Montgat, quedan los restos de lo que hasta hace poco fue la comunidad marina más rica y diversa de Badalona: los prados submarinos de posidonia . Actualmente, de lo que los pescadores llaman el alguero sólo queda un entramado de mata muerta con aspecto de bosque quemado. Durante muchos años, en nuestra ciudad, el mar ha sido un vertedero de residuos industriales y domésticos. Uno de los tributos que hemos tenido que pagar por este desaguisado es la desaparición de los prados submarinos de posidonia. Sin embargo, entre la mata muerta, todavía podemos observar numerosos organismos, muchos de los cuales son típicos de los prados submarinos de posidonia. Además, este sustrato constituye un refugio para animales característicos de fondos rocosos y no es raro observar algún congrio o alguna escórpora.

El hecho de que Alguer de Badalona ha desaparecido ha hecho que el programa de investigación sobre la posidonia se haga en Mataró.

En Badalona, a poca profundidad (como máximo a 3 metros) encontramos restos de espigones esparcidos, sobre todo en la esquina sur de la playa. También, entre el CN Bétulo y Montgat encontramos una barra de roca natural llamada Les Antines. Estos biotopos constituyen un fondo rocoso al alcance de todos donde podemos observar fácilmente una gran diversidad de organismos marinos que encuentran refugio y un sustrato entre las rocas. Es el lugar ideal para zambullirse y dejarse sorprender por la diversidad de organismos marinos que encontramos en Badalona.

En los últimos años, las Antines han desaparecido prácticamente debido a la entrada masiva de arena que las han tapado.

Esta estructura situada en medio del arenal de la bahía de Badalona constituye una especie de oasis de sustrato duro en medio de la arena. Las columnas del puente del Petróleo, en la parte más honda, están plantadas sobre unos 11 metros de profundidad. Esto nos permite observar organismos asociados a sustrato duro , pero de mayor profundidad que las rocas y los espigones. Además, en el entramado de columnas crecen gran cantidad de mejillones , donde, al mismo tiempo, entre sus caparazones, encontramos un gran número de invertebrados adheridos que constituyen una fuente de comida que atrae a una gran cantidad de peces.

A partir de 30 metros de profundidad , sobre el fondo marino de Badalona afloran barras rocosas que son antiguas líneas de costa fosilizadas . Allí también encontramos una comunidad bastante exuberante formada por numerosos invertebrados y peces. Destaca la presencia de gorgonias de dimensiones considerables y una gran diversidad de invertebrados de vida fija. En este biotopo también encontramos especies de gran valor comercial , como por ejemplo langostas, llobregants, rascasses, congres, etc. Cabe decir que esta comunidad marina se ha visto también muy afectada por la contaminación , la sobrepesca y los cambios en el hidrodinamismo, que han enterrado a muchas de las rocas.

También, si miramos hacia el azul, es decir, entre dos aguas, encontramos una gran diversidad de vida . Como ejemplo, vale la pena destacar las grandes medusas ( Rhizostoma ) que durante el verano podemos observar a poca profundidad. También, durante los meses de verano, es habitual observar grandes concentraciones de unos peces parecidos a las sardinas, las alachas ( Sardinella aurita ), que forman muelas muy densas.