Twitter Facebook Instagram Youtube

La ortoimagen de temperaturas de la noche (izquierda) nos proporciona una vista de la temperatura del territorio en el instante en que ya no hay efectos debido a la insolación solar. Por tanto, es la temperatura del territorio que tomaremos como referencia: las variaciones respecto a esta temperatura serán indicadores de alguna anomalía térmica.

La ortoimagen de temperaturas de la madrugada (derecha) nos proporciona una vista de temperatura del territorio donde, puesto que ha pasado toda la noche y no ha habido insolación, las variaciones registradas desde la tarde serán atribuibles a la actividad humana o la deficiencia de aislamiento en las cubiertas.

A partir de estas ortoimágenes de temperatura se ha generado un mapa de gradientes o variaciones de temperaturas sobre las cubiertas. Para hacer una visualización más clara en la imagen se asignan diferentes colores a los 32 niveles de gradientes térmicos disponibles, resultando el mapa de eficiencia energética siguiente:

Este mapa nos da una idea de las pérdidas térmicas que se producen por el tejado .