Twitter Facebook Instagram Youtube

Prevención de incendios

Badalona se ha convertido en una zona de alto riesgo de incendios forestales al igual que la mayoría de bosques mediterráneos. Históricamente la frecuencia de los incendios era más baja y por tanto la capacidad de regeneración natural era más rápida que su destrucción. En los últimos años, con el incremento de la presión humana en la cordillera, el riesgo se ha incrementado y también la frecuencia de los incendios. Por esta razón, es necesario extremar la prudencia en especial durante los meses de verano, en los que el riesgo de incendio es superior. En este sentido, la principal tarea del Ayuntamiento de Badalona es la de prevenir los incendios así como impulsar las actuaciones para regenerar el espacio quemado, en caso de que no se haya podido evitar. El Ayuntamiento dicta un bando en el que se recogen las prohibiciones y recomendaciones a seguir.

Inspección y control

El mantenimiento de la montaña y la retirada de vertidos y materiales combustibles resulta esencial para evitar la incidencia de fuegos forestales. Así, se realizan 3 rutas de inspección/semana durante todo el año y se gestionan las incidencias detectadas.

Asimismo, se gestiona la limpieza y mantenimiento de la montaña, y se recuperan espacios degradados

Franjas de protección

Las edificaciones que no tengan una continuidad inmediata con la trama urbana y que estén situadas a menos de 500 metros de terrenos forestales deben cumplir las siguientes condiciones:

  • Disponer de una zona de protección de 25 metros de ancho a contar desde el perímetro exterior de las edificaciones.
  • Disponer de una red de hidrantes de incendio de 100 mm de diámetro.

Las urbanizaciones que no tengan continuidad inmediata con la trama urbana deberán cumplir, además de las anteriores, las siguientes condiciones:

  • Mantener los viales, zonas de acceso y cunetas limpias de vegetación seca.
  • Elaborar un plan de autoprotección que deberá incorporarse al plan municipal de actuación, de acuerdo con el Plan de protección civil de emergencias para incendios forestales en Cataluña (INFOCAT).
  • Las parcelas interiores no edificadas deben estar limpias de vegetación seca y con la vegetación despejada.

Los titulares de líneas aéreas de conducción de energía eléctrica deben mantener limpias de vegetación las zonas de proyección de los conductores, de acuerdo con lo que establece la normativa vigente.

Las entidades propietarias o concesionarias de carreteras y otras vías públicas deben mantener limpias de vegetación las respectivas zonas de servidumbre de acuerdo con la normativa vigente.

Gestión durante un incendio

El Ayuntamiento, dentro del ámbito de sus competencias, puede establecer las normas adicionales que considere necesarias cuando se requieran, así como en caso de incendio, movilizar los medios materiales de su jurisdicción: vehículos, remolques, motosierras, excavadoras , así como otras herramientas necesarias para la extinción de los siniestros. Sus propietarios están obligados a utilizarlos oa facilitar su utilización.

Obligaciones de los propietarios forestales

Las edificaciones que no tengan una continuidad inmediata con la trama urbana y que estén situadas a menos de 500 metros de terrenos forestales deben cumplir las siguientes condiciones:

  • Disponer de una zona de protección de 25 metros de ancho a contar desde el perímetro exterior de las edificaciones.
  • Disponer de una red de hidrantes de incendio de 100 mm de diámetro.

Las urbanizaciones que no tengan continuidad inmediata con la trama urbana deberán cumplir, además de las anteriores, las siguientes condiciones:

  • Mantener los viales, zonas de acceso y cunetas limpias de vegetación seca.
  • Elaborar un plan de autoprotección que deberá incorporarse al plan municipal de actuación, de acuerdo con el Plan de protección civil de emergencias para incendios forestales en Cataluña (INFOCAT).
  • Las parcelas interiores no edificadas deben estar limpias de vegetación seca y con la vegetación despejada.

Zona de alto riesgo

Badalona se ha convertido en una zona de alto riesgo de incendios forestales al igual que la mayoría de bosques mediterráneos. El Ayuntamiento dicta un bando en el que se recogen las prohibiciones y recomendaciones a seguir, entre las que se destacan las siguientes:

No se puede:

  • Quemar rastrojos, márgenes y restos de aprovechamiento forestales, agrícolas o de jardinería, salvo disponer del permiso correspondiente que se puede tramitar en el Ayuntamiento.
  • Hacer fuegos de esparcimiento. Queda excluida de la prohibición, y siempre dentro de las áreas recreativas y de acampada y en parcelas de las urbanizaciones, la utilización de los fogones de gas y de barbacoas de obra con matachispas.
  • Hacer fuego para actividades relacionadas con la apicultura.
    Tirar objetos encendidos.
  • Verter basura y restos vegetales o industriales de cualquier tipo que puedan ser causa del inicio de un fuego.
  • Tirar cohetes, globos, fuegos artificiales u otros artefactos que contengan fuego.
  • Utilizar sopletes o similares en terrenos forestales.

Por otra parte, cualquier persona que vea la existencia o el inicio de un incendio forestal intentará extinguirlo con toda urgencia, siempre que lo permita la distancia o intensidad del fuego. En todo caso, siempre deberá dar aviso inmediato a la Dirección General de Emergencias y Seguridad Civil - 112

Archivos relacionados