Twitter Facebook Instagram Youtube

¿Qué obligaciones tienen los usuarios en esta materia?

Ante todo, hay que distinguir entre el gas butano y el gas canalizado.

El gas butano

  • Las instalaciones deben ser revisadas cada cinco años por una empresa instaladora legalmente autorizada. Remarcamos que puede hacerlo cualquier empresa, siempre que tenga la autorización del Departamento de Industria de la Generalitat. El personal de estas empresas debe acreditarse mediante el carné correspondiente del citado Departamento.
  • Los usuarios no tienen obligación de permitir la entrada a cualquier instalador. Pero sí que tienen la obligación de llevar a cabo esta revisión con la empresa que deseen, a su elección, siempre que esté debidamente autorizada
  • Los reguladores no caducan. Los usuarios pueden cambiarlos, pero no están obligados a hacerlo.
  • Sí caducan los tubos flexibles, y entonces deben cambiarse. No es obligatorio que el cambio deba realizarlo un instalador autorizado, aunque es necesario saber las disposiciones técnicas vigentes para cambiarlo. En cualquier caso, si decide que lo haga un instalador, es necesario solicitar antes el presupuesto por escrito.
  • En los tubos flexibles debe constar la referencia UNE 53.539, el fabricante, el número de la partida de fabricación y la fecha de caducidad.

El gas natural

  • La instalación será revisada cada cuatro años por una empresa autorizada, la cual emitirá el certificado de revisión correspondiente. A menudo las propias empresas suministradoras del gas ofrecen hacer ellas mismas la revisión o por medio de empresas contratadas, pero puede hacerlo cualquier empresa autorizada.
  • No es obligatorio cambiar el tubo de goma flexible por un tubo flexible espirometálico, aunque éste último no caduca.
  • En el certificado de revisión deben constar la fecha de la revisión, los datos de identificación de la instalación y la persona que emite el certificado, los defectos detectados y el plazo legalmente otorgado para corregirlos.

Recomendaciones

  • No firme ningún papel ni da ninguna cantidad de dinero si no está totalmente de acuerdo. Muchas veces, los documentos firmados contienen expresiones como "a petición del cliente", "por seguridad", "conforme", "renuncio al presupuesto", etc. Nunca firme ningún documento sin leerlo, y si es posible no contacte con empresas que inducen a firmar papeles / documentos de este tipo.
  • Pida siempre presupuesto previo, y consúltelo con otros instaladores. En el Departamento de Defensa del Consumidor disponemos de una lista de instaladores autorizados agremiados.
  • Las empresas adheridas a la Junta Arbitral de Consumo suponen una garantía de servicio para los consumidores: le recomendamos que elija una para hacer la revisión de las instalaciones

Archivos relacionados