Twitter Facebook Instagram Youtube

Las reparaciones de aparatos de uso doméstico

A veces nos encontramos con problemas cuando deben reparar un aparato estropeado. Para poder defender nuestros intereses como consumidores, debemos saber lo siguiente:

Conceptos básicos

  • Aparatos de uso doméstico: los que para su funcionamiento requieren algún tipo de energía. Se clasifican en tres grupos:

- Pequeños aparatos de uso doméstico (como plancha, cuchillo eléctrico, máquina de afeitar, batidora...)

- Línea blanca (como frigorífico, lavadora, lavavajillas, secadora…)

- Línea marrón (como televisor, equipo musical, vídeo…)

  • Servicios de asistencia técnica (SAT): persona o establecimiento que repara, instala o realiza el mantenimiento de aparatos de uso doméstico.
  • SAT oficiales de marca: los SAT que disponen de autorización escrita del fabricante o su representante legal en España. Está prohibido exhibir distintivos de marcas u otras referencias sin autorización del fabricante.
  • Presupuesto: documento que contiene una serie de datos en relación con la reparación de un aparato, los cuales veremos enseguida.
  • Resguardo de depósito: documento que acredita que un aparato de uso doméstico ha sido entregado al SAT para su reparación o elaboración de un presupuesto de reparación.
  • Factura: documento en el que se hacen constar los datos correspondientes a las operaciones llevadas a cabo y su importe. Debe coincidir con el presupuesto, si lo hubiere.
  • Periodo de garantía: plazo durante el cual las reparaciones efectuadas están garantizadas con las condiciones que veremos.

El presupuesto

Para evitar sorpresas desagradables, es muy recomendable solicitar siempre un presupuesto previo por escrito de la reparación del aparato. Este presupuesto deberá contener la siguiente información:

  • Nombre, domicilio y NIF del SAT
  • Nombre y domicilio del usuario
  • Marca, modelo y número de serie del aparato
  • Motivo de la reparación (descripción hecha por el usuario)
  • Diagnóstico de la avería (descripción hecha por el SAT de la supuesta avería)
  • Precio del servicio, desglosando el precio de la mano de obra y las piezas de repuesto
  • Fecha y firma del responsable del SAT
  • Fecha prevista de entrega del aparato reparado o de la reparación cuando ésta se realice en el domicilio del usuario
  • Plazo de validez del presupuesto
  • Espacio para la fecha y la firma del usuario

Este presupuesto deberá entregarse al usuario antes de que transcurran seis días desde el día en que se solicitó, y, en el caso de que no sea aceptado, únicamente deberá pagarse su elaboración. Las cantidades máximas que se podrán cobrar para la elaboración del presupuesto son:

  • Quince minutos del valor del tiempo de trabajo para pequeños aparatos de uso doméstico
  • Treinta minutos del valor del tiempo de trabajo para aparatos de línea blanca
  • Sesenta minutos del valor del tiempo de trabajo para aparatos de línea marrón

Hay que tener presente que el precio del tiempo de trabajo o mano de obra debe estar exhibido al público en un lugar visible, de modo que el usuario pueda conocer su importe con antelación.

En caso de que durante la reparación se manifiesten defectos ocultos, deberá hacerse un presupuesto adicional para que el usuario dé la conformidad. Si el usuario ha renunciado al presupuesto previo por escrito, deberá ofrecerse nuevamente la elaboración de un presupuesto cuando el valor de la reparación de la avería oculta supere estos límites:

  • 10% del valor del aparato, si éste no pasa de 60 €
  • 8% del valor del aparato, si éste es entre 60 € y 300 €
  • 6% del valor del aparato, si éste pasa de 300 €

Resguardo de depósito

Es obligatorio entregar un resguardo de depósito al usuario, siempre que el aparato quede depositado en el SAT tanto para su presupuesto como para repararlo. Cuando haya presupuesto, éste hará de resguardo de depósito siempre que conste la firma del SAT y la del usuario. En el resguardo de depósito deben figurar, al menos, los siguientes datos:

  • Número de orden, correlativo
  • Marca, modelo y número de serie del aparato
  • Nombre, domicilio y NIF del SAT
  • Nombre y domicilio del usuario
  • Especificación detallada de los daños visibles, supuestas averías, defectos observados y/o servicios a realizar
  • Fecha de recepción del aparato
  • Fecha prevista de entrega del presupuesto o del aparato ya reparado
  • Firma del usuario y del representante del SAT

La factura

Es obligatorio entregar una factura del servicio prestado, donde consten los siguientes datos, al menos:

  • Número de orden, correlativo
  • Marca, modelo y número de serie del aparato
  • Nombre, domicilio y NIF del SAT
  • Nombre y domicilio del usuario
  • Fecha y firma del representante del SAT
  • Operaciones que se han llevado a cabo en el aparato
  • Piezas de repuesto utilizadas, y los importes correspondientes
  • Tiempo de mano de obra y el importe
  • Cuantía de los conceptos facturados, tales como desplazamiento, transporte y otros<
  • Impuestos aplicables

Si se ha realizado un presupuesto previo, la factura deberá corresponderse con este presupuesto.

El SAT puede cobrar gastos de almacenamiento a partir de un mes a contar desde la fecha en que se comunicó que el aparato estaba reparado.

La garantía de las reparaciones

En primer lugar, es preciso distinguir la garantía de postventa de la garantía de las reparaciones: la primera es la que corresponde al nuevo aparato, siendo de dos años como mínimo desde la fecha de compra. Expedirla es responsabilidad del establecimiento vendedor del aparato, o del fabricante. La segunda garantía, en cambio, hace referencia al servicio prestado por un SAT independientemente de la antigüedad del aparato, y tiene un período mínimo de tres meses.

Este período de tres meses comienza a contar desde la fecha de entrega del aparato, siendo la garantía válida siempre que no sea manipulado o reparado por terceros, o en caso de que la nueva avería sea a causa de un mal uso del aparato o por fuerza mayor, lo que deberá ser demostrado por el SAT.

La garantía es total: es decir, incluye todos los gastos, tales como transporte, desplazamiento de los operarios, piezas de repuesto, impuestos, etc. : garantía significa gratuidad.

Derechos de los consumidores

  • Es recomendable pedir siempre un presupuesto previo por escrito. No firme impresos donde se haga constar la renuncia al presupuesto previo por escrito.
  • En el SAT debe constar en lugar visible el cartel de precios.
  • Reclame las piezas sustituidas.
  • Si durante el período de garantía se reproduce la avería, es necesario llevar el aparato al propio SAT para no perder los derechos que comporta la garantía.
  • Los SAT tienen la obligación de entregar a los usuarios que lo soliciten las hojas de reclamación.
  • Elija los SAT adheridos a la Junta Arbitral de Consumo de Badalona.

Archivos relacionados