Twitter Facebook Instagram Youtube

El Museo de Badalona inaugura este jueves la exposición “Fang i foc. La cerámica en Baetulo”

El Museo de Badalona inaugura este jueves la exposición “Fang i foc. La cerámica en Baetulo”.

La muestra reúne a más de 200 piezas de arcilla cocida de ámbitos diversos como la construcción, el comercio del vino, la vida doméstica y la religión

Este jueves 16 de mayo a las 19 horas, el Museu de Badalona inaugura la exposición “Fang i foc. La cerámica en Baetulo”, una muestra creada para remarcar la importancia de este humilde material, pero de gran versatilidad y durabilidad, que se convirtió en imprescindible para la sociedad romana.

La exposición reúne piezas -algunas restauradas para la ocasión y que nunca se han mostrado- de ámbitos diversos, como la construcción (tuberías, antefijas, tejas), el comercio del vino (ánforas), la vida doméstica ( lámparas, vajilla o piezas de telar) y religiosa (ares). Estas piezas son un valioso testimonio de la multitud de objetos que se fabricaban en las figlinae -terrizerías- de la ciudad romana de Baetulo.

El estudio de los materiales conservados en el Museu de Badalona ha permitido constatar que las ánforas, destinadas inicialmente a transportar líquidos, podían tener otras funciones, como la de canalizar agua o la de formar parte de un dique subterráneo de drenaje para las casas, como demuestra la recreación de la hilera de ánforas que se halló in situ en la excavación de Can Peixau, una zona habitualmente llena de humedales donde había que proteger los edificios de derrumbes con estos sistemas constructivos. Los análisis de pastas también han permitido confirmar que un importante número de fichas de juego están hechos de fragmentos de jarras y platos rotos.

Esto demuestra que los romanos practicaban la sostenibilidad -al menos en algunos aspectos- y que era habitual reutilizar y dar una segunda oportunidad a unos materiales de desecho que, de otro modo, hubieran dejado de tener utilidad.

Entre los objetos expuestos también destaca la recuperación de un conjunto de ánforas de vino que conservan los tituli picti , unas inscripciones donde se hacía constar el nombre del productor, el peso, los años de envejecimiento o el momento en que se envasó . Estas indicaciones son claramente el antecedente de las etiquetas de los vinos actuales.