Twitter Facebook Instagram Youtube

El Gobierno de Badalona se reúne con los propietarios de las 420 viviendas de las calles del Canigó, Llefià y Ausiàs Marc para resolver sus dudas y explicar el proceso de inspección de sus edificios

El Gobierno de Badalona se reúne con los propietarios de las 420 viviendas de las calles del Canigó, Llefià y Ausiàs Marc para resolver sus dudas y explicar el proceso de inspección de sus edificios.

El alcalde Garcia Albiol ha asegurado que “si la Generalitat, que es quien tiene la competencia, no quiere financiar las inspecciones, desde el Ayuntamiento se buscarán las fórmulas para ayudar a todos los vecinos que no puedan afrontar las revisiones de sus viviendas ”

Durante el fin de semana, el Ayuntamiento de Badalona y la Generalitat ya han empezado a redactar el convenio que debe dar cobertura a las inspecciones, que tendrán que ejecutarse de forma inmediata

El alcalde de Badalona, Xavier Garcia Albiol, junto con otros miembros del Gobierno municipal, se ha reunido este lunes por la tarde en el patio del Instituto Badalona VII con propietarios de las 420 viviendas de las calles Canigó, Llefià y Ausiàs Marc que fueron levantados por la misma constructora que el edificio que sufrió el derrumbe el día 6 de febrero en la calle del Canigó, número 9. El objetivo de este encuentro era trasladar a los vecinos afectados toda la información del proceso de inspección técnica exhaustiva de los bloques del área de influencia de la calle Canigó que desde el Ayuntamiento se ha pedido que ejecute la Generalidad de Cataluña de forma inmediata.

Durante la reunión se ha explicado a los vecinos que el pasado viernes, en la primera reunión del grupo de trabajo de emergencia creado entre el Ayuntamiento de Badalona y la Generalitat, además de la necesidad de una inspección inmediata de las 420 viviendas, se pidió también al Gobierno de Cataluña que abra una línea de ayudas para los vecinos si deben realizarse obras estructurales en estas fincas. Las ayudas también deberían cubrir las actuaciones que ya se ha confirmado que deben llevar a cabo los propietarios de las viviendas de la calle Canigó 7.

El alcalde de Badalona, Xavier Garcia Albiol, ha remarcado que “si la Generalitat, que es quien tiene la competencia, no quiere financiar las inspecciones, desde el Ayuntamiento se buscarán las fórmulas para ayudar a todos los vecinos que no puedan afrontar las revisiones de sus viviendas, ya que es imprescindible que todos los pisos se inspeccionen de forma exhaustiva para garantizar la seguridad de todos”. García Albiol ha remarcado que las inspecciones deben realizarse de inmediato y ha mostrado su deseo de que "la Generalitat de Cataluña esté a la altura de las circunstancias excepcionales que estamos viviendo".

A la espera de una respuesta oficial de la Generalitat sobre la financiación de las inspecciones, durante el fin de semana ya se ha empezado a trabajar el convenio que debe dar cobertura a la actuación y que se intentará que esté terminado durante esta semana. En este acuerdo, además del Ayuntamiento de Badalona y la Generalitat, también tendrán presencia los colegios profesionales de Arquitectos y de Aparejadores con el objetivo de poder contar con los perfiles más especializados tanto para las inspecciones como para a las posibles actuaciones posteriores, en caso necesario.