Twitter Facebook Instagram Youtube

El Ayuntamiento de Badalona y la Generalitat firmarán un convenio con los colegios profesionales para hacer una radiografía de la situación a raíz del derrumbe de la calle Canigó

El Ayuntamiento de Badalona y la Generalitat firmarán un convenio con los colegios profesionales para hacer una radiografía de la situación a raíz del derrumbe de la calle Canigó.

La empresa contratada por el Ayuntamiento ha continuado realizando inspecciones durante el fin de semana y continuará hasta revisar las 440 viviendas de toda la promoción afectada

El alcalde de Badalona, Xavier Garcia Albiol, la consejera de Territorio de la Generalitat, Ester Capella y el vicepresidente ejecutivo del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), Antoni Balmón, se reunieron hoy en Badalona para analizar las consecuencias y las actuaciones a llevar a cabo derivadas del derrumbe del edificio de la calle Canigó del barrio del Raval de Badalona. En esta reunión la Generalitat ha manifestado la necesidad de que se haga un convenio con los colegios profesionales de arquitectos, arquitectos técnicos e ingenieros para la elaboración de un informe que permita tener una radiografía de la situación de los pisos de las calles Canigó , Llefià y Ausiàs March, y saber, por tanto, qué actuaciones se tendrán que hacer y en qué plazos.

Aparte del acuerdo para la firma del convenio, en la reunión también se ha establecido que la Generalitat buscará una solución para los vecinos de la escalera afectada por el derrumbe, ya que no hay previsión de que puedan volver a los sus viviendas a medio plazo. A su vez, en función de las conclusiones del informe que se realizará a partir del convenio, se evaluará una a una las situaciones de cada una de las familias evacuadas y se actuará en cada caso.

El alcalde de Badalona, Xavier Garcia Albiol, ha explicado que, en paralelo a la concreción de este convenio ya la realización del estudio, la empresa contratada por el Ayuntamiento continuará las inspecciones que lleva ya realizando casi una semana hasta revisar las 440 viviendas de toda la promoción afectada. La empresa ha continuado trabajando durante el fin de semana y, hasta el momento, ha inspeccionado las tres fincas evacuadas más otras cuatro fincas en las que durante los últimos días había habido alguna alarma, pero en las que no se ha habido actuar.

García Albiol ha explicado que el estudio derivado del convenio se sumará al estudio que está realizando el Ayuntamiento con la empresa especialista que ha contratado. Ha detallado que este estudio tendrá que permitir tener claro cuáles son los calendarios y las acciones a realizar en las fincas evacuadas, exceptuando el número 9 de la calle Canigó, que está bajo investigación judicial y tiene un camino aparte.

El alcalde ha señalado que el Ayuntamiento ha gastado hasta el momento 100.000 euros en esta crisis. Recordó que, además de la empresa que está realizando las inspecciones de los pisos, se ha contratado un servicio de asesoramiento jurídico a los afectados para sus trámites con las aseguradoras, se ha alojado a más de 20 personas y que también se está proporcionando comidas a algunos vecinos afectados que lo solicitaron a través del Hospital de Badalona.

El vicepresidente ejecutivo del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), Antoni Balmón, ha afirmado que el AMB "se puso a disposición del alcalde en el momento que lo pidió, sobre todo para la fase de rehabilitación". Balmón ha explicado que el Área Metropolitana cuenta con una serie de instrumentos del

Consorcio de Rehabilitación de Vivienda Metropolitana, que está haciendo políticas de rehabilitación, y que “tiene elementos importantes desde el punto de vista de asegurar financiación y de intentar actuar en el momento en que esté identificada la situación de forma correcta, para estar en el junto a los vecinos y vecinas de Badalona”.

La consejera Ester Capella ha expresado la voluntad de la Generalitat de estar junto al Ayuntamiento. "Con esta voluntad ya le expresé al alcalde que nosotros estaríamos, y por eso tenemos que analizar bien la situación que tenemos y cuáles son las respuestas adecuadas", ha afirmado Capella. Aparte de la firma del convenio, para el que la consellera ha explicado que "la Generalitat aportará la mitad de los recursos", Capella ha explicado que se buscará una solución para las familias de la escalera afectada por el derrumbe. “En el edificio que se derrumbó sabemos que debemos buscar de forma inmediata un realojamiento que vaya más allá de un plazo corto de tiempo y en los otros edificios buscaremos soluciones en función de lo que nos digan los técnicos y las soluciones que se tengan que adoptar”, ha señalado la consellera que ha advertido que no existe una respuesta estándar igual para todos los vecinos.