Twitter Facebook Instagram Youtube

El Ayuntamiento de Badalona suspenderá en el pleno de este martes 31 de octubre la ordenanza de la ZBE que afecta a más de 40.000 automóviles de la ciudad

El Ayuntamiento de Badalona suspenderá en el pleno de este martes 31 de octubre la ordenanza de la ZBE que afecta a más de 40.000 automóviles de la ciudad.

El Govern ha detectado que la actual ordenanza carece de varios informes preceptivos y ya ha encargado al AMB la redacción de una nueva propuesta

La nueva ordenanza reconsiderará el ámbito de aplicación, las posibles exenciones por motivos sociales, laborales y económicos y no contemplará sanciones hasta el 1 de enero de 2027

El Ayuntamiento de Badalona aprobará en la sesión ordinaria del Pleno del próximo martes 31 de octubre la suspensión de la actual ordenanza municipal sobre la Zona de Bajas Emisiones que a partir del año 2024 afectaba a 41.281 automóviles de la ciudad. Concretamente, a partir del próximo 1 de enero, 16.160 coches de la ciudad sin etiqueta tendrían prohibida la circulación, y otros 25.121, los de etiqueta B, no podrían circular durante los episodios de gran contaminación.

El alcalde de Badalona, Xavier Garcia Albiol ha avanzado esta medida en una rueda de prensa celebrada este jueves por la tarde en la que también ha participado el teniente de alcaldía del Ámbito de Territorio y Sostenibilidad, Daniel Gracia, y el concejal de Vía Pública, David Mejía. El alcalde ha explicado que, inicialmente, la voluntad del Govern de Badalona era aprobar una moratoria de tres años, hasta 2027, en la aplicación del régimen sancionador de la ordenanza de la ZBE vigente. Sin embargo, a la hora de tramitar la modificación para llevarla a la aprobación del Pleno, Garcia Albiol ha indicado que "descubrimos que la Zona de Bajas Emisiones aprobada el pasado enero por el anterior Gobierno municipal no dispone de varios informes obligatorios, como las memorias económicas, que indican cómo afecta la aplicación de la medida a los vecinos, autónomos y empresas, ni tampoco la memoria de social, ni la memoria medioambiental, que es donde debe establecerse la extensión de la ZBE y las posibles exenciones por motivos laborales o por el nivel de renta".

El alcalde de Badalona ha explicado que el Gobierno municipal, al ver que la ordenanza no disponía de los informes preceptivos necesarios, tomó la decisión de suspenderla mediante una disposición que contempla la ordenanza vigente y encargar la redacción de una nueva propuesta para que la ordenanza esté bien hecha y no pueda ser impugnada en los tribunales. "Con la actual ordenanza las multas serían nulas de pleno derecho, y nos veríamos abocados a la misma situación que viven en Barcelona, donde el TSCJ anuló la ordenanza impulsada por la alcaldesa Colau", ha destacado Xavier García Albiol.

El Gobierno municipal ya ha pedido al Área Metropolitana de Barcelona la redacción de una nueva ordenanza que cumpla con todos los preceptos legales con la voluntad de aprobarla tan pronto como esté preparada. En el encargo, el Ayuntamiento ha requerido al AMB que se redimensione y determine con claridad la extensión de la Zona de Bajas Emisiones en la ciudad y la posible aplicación gradual de ésta; que se tengan en cuenta y se apliquen todas las exenciones posibles por motivos sociales, laborales y económicos; y que se establezca la suspensión de la aplicación del régimen sancionador de la ordenanza hasta el año 2027, lo que comportaría que, hasta el 1 de enero de ese año, los vecinos recibieran notificaciones en sus domicilios , pero no multas económicas. Esta nueva ordenanza, junto con una adecuada difusión de su contenido, permitiría a la ciudadanía conocer bien la aplicación de la ZBE y adaptarse gradualmente los cambios necesarios.

Xavier Garcia Albiol ha querido remarcar que "el Govern de Badalona está comprometido con la aplicación de medidas para la mejora de la calidad del aire y la reducción de la contaminación, pero también tiene claro que antes de pedir estos esfuerzos a los ciudadanos , debemos ayudarles con medidas efectivas desde las administraciones". "No estamos dispuestos a obligar a gran parte de los vecinos de Badalona a gastarse una gran cifra de dinero, y más un contexto de crisis como el actual, cuando disponen de un vehículo en buen estado" aseguró el alcalde de Badalona, quien ha querido destacar también que "la actual extensión de la ZBE cubre prácticamente toda la ciudad y es un disparate que hacemos de repente esta exigencia a la población cuando desde el Ayuntamiento no se les ha explicado nada de su funcionamiento".