Twitter Facebook Instagram Youtube

El alcalde de Badalona y la consellera de Territori acuerdan trabajar para que la construcción de las cocheras del Metro tenga el mínimo impacto sobre el parque de Montigalà

Reunión que mantuvieron ayer en Barcelona el alcalde de Badalona, Xavier Garcia Albiol, y los tenientes de alcaldía, Daniel Gracia y Rosa del Amo, junto a la consellera de Territori de la Generalitat de Catalunya, Ester Capella.
Reunión que mantuvieron ayer en Barcelona el alcalde de Badalona, Xavier Garcia Albiol, y los tenientes de alcaldía, Daniel Gracia y Rosa del Amo, junto a la consellera de Territori de la Generalitat de Catalunya, Ester Capella
Xavier Garcia Albiol ha valorado la buena disposición de la Generalitat para salvaguardar esta importante zona verde de la ciudad

El Departament de Territori de la Generalitat y el Ayuntamiento de Badalona trabajarán para que las obras de prolongación de la Línea 1 del Metro (desde Fondo hasta Badalona) afecten lo menos posible al parque de Montigalà. En el subsuelo de esta zona verde de la ciudad se ha previsto ubicar las cocheras y los talleres que prestarán servicio a los convoyes del suburbano.

Éste es el compromiso al que se ha llegado tras la reunión que mantuvieron ayer en Barcelona el alcalde de Badalona, Xavier Garcia Albiol, el tercer teniente de alcaldía y concejal del Ámbito de Territorio y Sostenibilidad, Daniel Gracia y la cuarta teniente de alcaldía, Rosa del Amo, con la consellera de Territori de la Generalitat de Catalunya, Ester Capella.

El pasado mes de julio la Generalitat licitó el proyecto constructivo de la extensión de la L1 de metro de Santa Coloma de Gramenet hasta Badalona donde se prevé, en un espacio de cerca de 250.000 metros cuadrados, la construcción bajo el parque de Montigalà de las cocheras y talleres para los convoyes del Metro y otros elementos en la superficie, como conductos de ventilación, accesos o placas fotovoltaicas, que podrían impactar negativamente en esta zona verde.

El alcalde de Badalona, Xavier Garcia Albiol, ha señalado que “valoramos la buena voluntad de la consellera ante la preocupación de que la construcción de las futuras cocheras del Metro tengan un gran impacto sobre el parque, una gran zona de recreo y ocio para vecinos del barrio y del distrito”.

En la reunión de trabajo de ayer en la sede de la conselleria también se abordaron cuestiones como la construcción de la segunda fase de los laterales de la autopista, el futuro de la C31 a su paso por Badalona o la colaboración entre las dos administraciones para la construcción de viviendas de alquiler asequible.