Twitter Facebook Instagram Youtube

Badalona dota a la Guardia Urbana de un Protocolo para mejorar las actuaciones policiales ante las ocupaciones ilegales de inmuebles

Badalona dota a la Guardia Urbana de un Protocolo para mejorar las actuaciones policiales ante las ocupaciones ilegales de inmuebles.

El Gobierno municipal lleva al Pleno extraordinario de mañana martes la aprobación de este reglamento pionero que dará seguridad jurídica a las intervenciones policiales

"Mi gobierno seguirá poniendo todos los recursos para luchar contra la ocupación ilegal conflictiva", ha afirmado el alcalde, Xavier Garcia Albiol, quien ha recordado que el Protocolo se suma a la creación de una concejalía antiocupación y al reciente convenio con el Colegio de Administradores de Fincas

La Guardia Urbana de Badalona dispondrá de un Protocolo para actuar frente a los casos de ocupación ilegal de inmuebles. El Gobierno municipal lleva para su aprobación en el Pleno extraordinario del martes 12 de marzo este reglamento pionero cuyo objetivo es mejorar la respuesta policial ante este tipo de delitos.

Este Protocolo ha sido redactado por la Guardia Urbana, revisado por expertos de la judicatura y la fiscalía y está firmado por el superintendente del cuerpo policial. En su parte expositiva informa sobre el marco jurídico en el que se basa.

El Protocolo de actuación de la Guardia Urbana frente a la ocupación ilegal de inmuebles permitirá que la policía local disponga de una herramienta, tal y como ya tienen las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, para intervenir en los incidentes y requerimientos de los ciudadanos de Badalona en aquellas situaciones que genere las ocupaciones ilegales de inmuebles; para unificar los criterios en las intervenciones y, especialmente, en aquellos supuestos en los que los desalojos los pueden llevar a cabo los propios agentes de la Guardia Urbana.

Entre los objetivos del Protocolo se encuentra construir jurídicamente las actuaciones de los agentes de la policía local ajustándose a la Constitución, la jurisprudencia del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo, así como a todo el resto del ordenamiento jurídico aplicable en estos casos. De esta forma se pretende que, ante los diferentes escenarios que se pueden dar, la actuación policial se haga con todas las garantías legales, se pueda hacer de la forma más rápida y eficaz posible, a la vez que salvaguardando la integridad física de todas las personas involucradas.

El nuevo Protocolo, además de regular las actuaciones operativas, incluye también como eje estratégico las actuaciones preventivas para conseguir la disminución de los hechos delictivos relacionados con el empleo ilegal de inmuebles. Aparte de la colaboración entre la Guardia Urbana y las diferentes concejalías, también se pone de relieve que es trascendental que la ciudadanía conozca que, en caso de que llegue a producirse la ocupación ilegal de su inmueble, ha de ponerlo en conocimiento de los cuerpos policiales en el menor tiempo posible.

El Protocolo aborda la delimitación de los tipos delictivos relacionados con la ocupación de inmuebles para guiar las actuaciones policiales y establece los elementos de actuación básica, por un lado, ante el supuesto de la ocupación de inmuebles que son domicilio de la víctima y, por otra parte, en los casos en los que el inmueble ocupado no es un domicilio. Para ambos casos se establece en qué supuestos se puede proceder al desalojo ya la detención de los autores del delito. El Protocolo distingue también cuáles deben ser las actuaciones si ha existido violencia o intimidación, si existen personas vulnerables o menores de edad, etc.

El alcalde de Badalona, Xavier Garcia Albiol, ha explicado que este protocolo “es una herramienta que debe dar seguridad jurídica a la Guardia Urbana en sus actuaciones ante las ocupaciones y, a la vez, permitirá mejorar la forma de actuar cuando se produce una ocupación”. “Tener cada paso previsto ante cada eventualidad nos debe llevar a una mayor eficacia en la lucha contra este delito y, por tanto, mejorar el servicio que damos a los vecinos de Badalona, que junto con el propietario del inmueble son las principales víctimas de las situaciones que se viven en torno a un piso o un local ocupado”, ha explicado el alcalde. “Mi gobierno seguirá poniendo todos los recursos para luchar contra la ocupación ilegal conflictiva. Hemos estado siempre comprometidos en la lucha contra las ocupaciones conflictivas y así lo hemos demostrado, tanto con la creación de la concejalía de Políticas contra la ocupación ilegal como con el reciente convenio con el Colegio de Administradores de Fincas”, ha añadido Garcia Albiol.